Situación actual sobre las reclamaciones de prótesis defectuosa


En el año 2010, las autoridades sanitarias en Europa empezaron a interesarse por el número de personas obligadas a someterse a una nueva cirugía para reemplazar la prótesis defectuosa implantada de los modelos de DePuy ‘ASR XL Acetabular System’ y ‘ASR XL Hip Resurfacing System’ debido a la reacción alérgica que este tipo de prótesis producía en los tejidos blandos.

Anteriormente, en el año 2009, las autoridades sanitarias estadounidenses ya habían rechazado que dichas prótesis se distribuyesen por DePuy en ese país por medio de una comunicación remitida a Johnson & Johnson en agosto de 2009.

En dicho comunicado se concluía que la seguridad del implante era insuficiente para considerarlo efectivo de acuerdo con los criterios aplicables.

Esto ocurría al mismo tiempo que DePuy tenía conocimiento de la creciente preocupación dentro de la comunidad médica, tanto en Estados Unidos como en Europa, respecto al alto grado de fallo de las prótesis en cuestión.

Las reacciones identificadas por expertos médicos se derivan del hecho de que cuando las partículas de metal que liberan las prótesis (aproximadamente del tamaño de un septuagésima parte de la anchura de un pelo humano) se filtran a la sangre, éstas pueden tener un efecto altamente tóxico pudiendo destruir los tejidos musculares y óseos provocando dolor y en ocasiones dificultando futuras operaciones.

Ante esta situación, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, publicó una alerta en octubre 2010 en base a la cual se decidió interrumpir la implantación de las prótesis de DePuy ‘ASR XL Acetabular System’ y ‘ASR XL Hip Resurfacing System’ y se ordenó la retirada del mercado de las mismas recomendando igualmente a los pacientes portadores que se pusiesen en contacto con sus cirujanos al objeto de realizarse chequeos médicos periódicos. 


Si usted sospecha que desde la implantación de su prótesis algo no va bien no dude en contactar con nosotros para que podamos asesorarle.


Toda documentación debe ir acompañada de una autorización de cesión de datos y autorización expresa para que podamos tratar su información personal ya sean nuestros letrados o bien los valoradores del daño corporal, mediante el oportuno contrato de arrendamiento de servicios que observará las disposiciones en materia de protección de datos y su tratamiento.

Una vez el cirujano haya evaluado su caso y  le haya dicho que debe explantarse la próteis por seguridad debe realizar las siguientes gestiones:

-Antes de acudir al hospital y al cirujano para que le retiren las prótesis al paciente  en mal estado, debe comunicar por escrito y duplicado que se requiere expresamente al hospital departamento de  gerencia, al servicio de documentación y archivo y  y al cirujano que le vaya a retirar la prótesis que el paciente [nombre y apellidos y numero de teléfono] quiere recuperar la prótesis que se le ha retirado del cuerpo y que por lo tanto requiere su entrega para que pueda analizarla en un centro público independiente.

-Esa prótesis retirada del cuerpo, con los tejidos adyacentes a la misma deberán conservarse en un frasco hermético de conformidad con los protocolos de conservación para esas prótesis.

-Una vez este la prótesis en su poder se podrá poner en contacto con nuestros letrados, para asesorarles.