El propietario de Traiber se niega a declarar ante el juez y acusa a los peritos de realizar “informes parciales”

Mònica Just 16/11/2016

Luis Márquez asegura que el caso, dentro de la macrocausa Innova, responde a una maniobra de un sabotaje por parte de un trabajador de la empresa

El gerente de Traiber, Luis Márquez, se ha negado a declarar ante el juez del caso Innova este miércoles por la mañana. A su salida del juzgado, ha justificado su decisión ante la prensa, señalando que “el procedimiento no está acabado. Hay muchas cosas que todavía tienen que salir y creo que no es momento de declarar”, ha asegurado.

Márquez se ha mostrado contundente y ha acusado a los peritos que elaboraron los informes de no ser objetivos. “Leyéndolos, veo que evidentemente no son imparciales”, ha insistido, lamentando que la empresa sigue cerrada y precintada sine die “y no sé por qué”. También ha asegurado que el caso de las prótesis supuestamente defectuosas responde una maniobra de una persona que está resentida con la empresa. Se trataría de un trabajador “que no hizo bien los controles que debía realizar, cuando era su obligación, y optó por sabotear a la empresa, todo ello porque entramos en concurso de acreedores y no se pudieron pagar los sueldos al día”.

El propietario de Traiber ha querido transmitir, además, un mensaje a todos los pacientes portadores de prótesis y a la ciudadanía en general, insistiendo en que las piezas “son impecables tecnológicamente. No deben tener ningún problema, y pueden estar absolutamente tranquilos porque llevan las mejores prótesis que hay actualmente en el mercado”.

Ver noticia completa en Diari de Tarragona [+]